¿Por qué utilizar serigrafía como método de impresión textil?

La serigrafía textil es la técnica que más nos representa. Es muy antigua y, aunque hoy en día está asistida por máquinas, no deja de ser un proceso artesanal.

Es el método más utilizado y que mejor resultado da para grandes cantidades. Se realiza a partir de unas mallas tensadas llamadas pantallas (1 por cada color) haciendo pasar las tintas a través de ellas y estampando directamente sobre la prenda.

La pantalla una vez hecha se puede guardar y sirve para posteriores pedidos sin tener que volver a pagar por ella.

Para poder crear tus propias prendas personalizadas, una de las cosas que debes saber son las principales ventajas de este tipo de impresión textil. 

1.Calidad de impresión:

La principal característica de la serigrafía es que puede usarse para crear diseños de alta calidad. Esta técnica permite utilizar colores vibrantes y con una gran precisión, por lo tanto es ideal para destacar tu logro del resto. Esta característica es difícil de conseguir con otras técnicas de impresión. Por ejemplo, la impresión digital utiliza 4 tipos de tinta de color en pequeños puntos para crear una imagen en particular, lo que sugiere que su calidad no será igual. Sin embargo, con la serigrafía se puede detallar de manera efectiva cualquier tipo de gráfico o imagen, incluso utilizando fotografías.

2. Versatilidad

Gracias a la serigrafía se puede imprimir casi en cualquier prenda. No importa si quieres imprimir tu logotipo en una camiseta negra o en una gorra blanca, la serigrafía puede lograr resultados de alta calidad en una gran variedad de materiales y de diferentes formas y tamaños. 

3. Impresión duradera

Impresiones duraderas gracias a la serigrafía. La composición de la tinta utilizada permite una fuerte fijación al material. Esto significa que la calidad del diseño impreso resiste entre lavado y lavado durante mucho tiempo. Es una gran opción para empresas que quieran camisetas con el logotipo o uniformes de trabajo. 

4. Relación calidad-precio

La serigrafía puede salir un poco más cara que otras técnicas de impresión para pedidos pequeños o individuales. Se debe crear una pantalla para cada color que incluya el diseño, lo que significa más tiempo de preparación. Sin embargo, para las empresas que quieran hacer grandes cantidades es la mejor opción. Cuanto más productos necesites, más económico será el pedido. Hay que tener en cuenta que una vez se cubre el coste de las plantillas, las grandes tiradas salen muy bien de precio.

¡Llámanos!